9.1.08

Un dromedario en un aparcamiento

Un camello de la caravana de los Reyes Magos se ha despistado en el camino de vuelta. Bien pensado, si llego a titularlo "Un camello en un aparcamiento" habría sonado confuso, como poco.

Elaboración:
Escojo dos fotos de mi autoría: un dromedario con un feo fondo de edificios en ladrillos y la vista desde el parabrisas de un coche aparcado. Después de difuminar las matrículas de los turismos, selecciono a lo basto la cabeza del animalillo sonriente con el lazo. Copio y pego. Roto la capa (May + R). Ajusto los niveles de la capa pegada según los parámetros de la capa de los coches. Vuelvo a Capa/Colores/ y ahora Balance. También ajusto Brillo y Contraste. Capa a tamaño de imagen. Para eliminar el fondo alrededor de la cabeza, uso una mascara de capa en blanco. Así, con la brocha en negro, se va borrando lo que no interesa. Bajo la opacidad para ver por donde borro (siempre con la máscara activa -ojo, no se pinte en la capa en sí). Voy cambiando los tamaños de pincel y tipo, para adaptarme al perfil y procurar salvaguardar el pelaje (en todo caso puede retocarse posteriormente si fuera necesario). Una capa con un color que contraste puede ayudar a ver detalles. Aprovecho la máscara para seleccionar el contorno y desenfocarlo. Lo peliagudo viene por culpa del borde del cristal que debe ser opaco a pesar de la presencia del dromedario. Selecciono con la varita mágica un punto, Seleccionar/Invertir/ y luego Máscara rápida. Se activa en el borde inferior izquierdo un recuadrito que si pinchamos nos devuelve la selección normal (camino de hormigas). Después de una emocionante pintada de lunares, volvemos a las hormigas, creo una nueva capa y en ella relleno con pintura negra y el cubo de pintura. Esta capa se colocará por encima del animal. El borde inferior lo difumino un poco para que case bien. El fondo está demasiado nítido pero me interesa desenfocar sólo la parte superior, no la zona de los coches. También quiero ajustar de nuevo los colores. Dejo fuera el volante y el salpicadero en esta selección que pego como nueva capa en la que haré esos ajustes. Reviso pequeños detalles y aplano la imagen. Listo.

3 comentarios:

BLOGus dijo...

Una pregunta, no es mejor trazar la foto del dromedario en vez de borrar el sobrante? solo es una pregunta. Un saludo

Pasmosa dijo...

Claro que se puede, es que soy una retorcida. ;-) Me gusta complicarme la vida!!!
Cuestión de gustos:
puedes estar siglos seleccionando el camello en su foto de origen, copiar y pegar. Yo prefiero seleccionar rápido de golpe, y ya en la imagen con su composición, ir
eliminando.
Puede suceder que veas algo raro al pegar el camello y no puedas solucionarlo a no ser que hayas tenido la precaución de guardar la selección en la original.
De todos modos tendrías que pasarte a máscara para retocar igualmente porque de lo contrario es un engorro ( el lazo y la pluma para añadidos y restas no son útiles)

BLOGus dijo...

gracias!